Pozos de Barrena 

En la construcción de un pozo de barrena, se realiza primeramente una perforación.


Posteriormente se emboquilla en los primeros metros con tubería de presión para evitar el derrumbamiento del terreno blando o poco compacto (en casi todos los terrenos, sean cuales sean sus características, los primeros metros son de terreno blando o poco compacto).

Luego, dependiendo del tipo de terreno, se sigue con una tubería de presión o tubería normal, hasta entubar el total del pozo.

El entubado del pozo es una de las partes más importantes, ya que de no realizarlo correctamente en pocos años puede quedar inservible el mismo.

 

Una vez terminado el pozo, se valora el tipo de bomba más conveniente ya sea sumergible, de superficie o de émbolo, teniendo también en cuenta si se posee en la finca energía eléctrica o energías renovables, y se realiza la instalación de las mismas con materiales de primera calidad para obtener el mayor rendimiento y durabilidad de toda la instalación, consiguiendo la máxima satisfacción en el cliente en cuanto calidad-precio.